Cómo liberarte del peso del orgullo

Hola triunfador, ¿cómo has empezado el día?

Espero que genial y sigas disfrutando de este fantástico 2016! Este año es la bomba!! Empezamos un nuevo mes y dentro de nada la primavera ya! Cómo vuela el tiempo, ¿verdad?

Déjame hacerte unas preguntas muy sencillas:
• ¿Has sentido alguna vez el deseo de ser reconocido por los demás?
• ¿Has experimentado en alguna ocasión el ataque y críticas de otros?
• ¿Te han herido tu orgullo y te has sentido mal por ello?

Seguramente si eres honesto contigo mismo, la respuesta a estas preguntas será afirmativa. Otra cosa es que te autoengañes pensando que esto no va contigo. Nos parecemos más de lo que imaginamos, ¿no crees?

El orgullo es algo muy destructivo. No tiene nada que ver con la verdadera autoestima sino que es un substituto.

Una cosa es el orgullo y otra muy diferente es la dignidad.

Como decía Abraham Lincoln: “Es difícil hacer a un hombre miserable mientras sienta que es digno de sí mismo”.

En el vídeo de hoy te hablo de cómo liberarte del peso del orgullo y convertirte en una persona humilde.

Acuérdate siempre que una persona humilde no puede ser humillada porque ha soltado el orgullo y siente tanta seguridad que nadie puede hacerla sentir atacada.

¿A qué nivel, del 0 al 10 te consideras una persona humilde? Te espero en los comentarios del Blog.

Un abrazo,
Mònica

P.D.: Si te ha gustado este vídeo, compártelo con tus amistades y en las redes. Gracias!

Comentarios

  1. ¿Sería antihumildad decir que soy humilde nivel 10?
    Bromas aparte, menudo temazo has sacado a relucir hoy. En el mundo artístico en el que me muevo es muy dificil no sucumbir al peso del orgullo, al fin y al cabo los artistas necesitamos reconocimiento de nuestro público, y nos comparamos constantemente con los compañeros…
    Saludos.

    1. Hola Zahida,muchas gracias por tus comentarios!! No creo que sea antihumildad lo que comentas. Comprendo muy bien a qué te refieres con el mundo artístico..y la clave está en reconocerse a uno mismo sin ser esclavo del orgullo! El orgullo, desde mi punto de vista no aporta nada y es muy tóxico, como sabemos. Un abrazo

      1. A ver, el orgullo tiene dos caras, todo depende del contexto en el cual se le considere. Este tema por su connotación semántica resulta controvertido. «Me siento orgullosa de mi familia», ¿eso es negativo?, ¿no soy humilde por ello?, ¿indica que me siento inferior?, ¿soy petulante? He escuchado frases como: soy humilde y me siento orgulloso de serlo. ¿Positivo o negativo?

  2. Hola Monica, podemos afirmar que las personas orgullosas muestran inseguridad y predisposicion para sacar ventaja de las oportunidades que se le presentan cayendo en el oportunismo, lo que les genera dificultades en la relacion con las personas de su entorno, aumentando su vulnerabilidad; en cambio la humildad te da seguridad y confianza respecto a lo que eres y lo que haces, como una persona normal con fortalezas y debilidades que superar en un proceso de aprendizaje continuo, logrando liberarse de los efectos negativos del entorno

Escribe un comentario

  He leído y acepto la política de privacidad


Te informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Mònica Fusté  como responsable de esta web.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar los comentarios que realizas en este blog.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa SL., CIF/NIF: B65739856-Almagro 11 6º 7ª 28010 Madrid. Trata los datos con la finalidad de realizar sus servicios de hosting a Mònica Fusté.
Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@monicafuste.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: www.monicafuste.com así como consultar mi política de privacidad.