Cómo pasar del resentimiento al perdón para liberarte del sufrimiento.

No hay mejor liberación personal que la de aprender a perdonar de verdad. En mi post de hoy me gustaría mostrarte cómo pasar del resentimiento al perdón a nivel práctico.

Todos vivimos en algún momento de nuestra vida situaciones complicadas o dolorosas que nos ponen a prueba y nos llevan al límite. Con el tiempo, descubrimos que tenemos mucho más poder y fuerza de la que imaginábamos. Puede parecer complicado pasar del resentimiento al perdón, pero con las actitudes y acciones pertinentes, somos capaces de soltar la necesidad de retribución.

Hace un tiempo, en una sesión con una clienta que estaba pasando un momento complicado dado que su pareja la había abandonado por una chica más joven, me escuché diciendo:

«La vida no es mala, no es que quiera hacernos sufrir o que estemos tristes. Es todo lo contrario: la vida desea que tú seas feliz.»

El dolor nos hace despertar, estar más alertas y rectificar actitudes erróneas que ni nos dábamos cuenta que teníamos.

Cuando te llega una situación adversa y dolorosa, piensa esto: es una gran oportunidad para crecer, madurar y ser más consciente. En realidad, es un regalo que te hará más fuerte y valiente.

Además, si la vida te lo trae ahora es porque estás preparado para afrontarlo. Tienes la capacidad de superarlo. De esto no hay ninguna duda. Y al cabo de un tiempo, te darás cuenta que lo que ha sucedido era lo mejor (aunque ahora pienses todo lo contrario).

Ábrete a esta nueva oportunidad y pregúntate:

  • ¿Qué estoy descubriendo de mí que antes no sabía?
  • ¿Qué voy a cambiar de mí para que esto no se vuelva a repetir en mi vida?
  • ¿Qué me está enseñando la vida con esta adversidad?

Recuerda que: «todo pasa y esto también pasará».

El resentimiento es rencor, es desazón y además tiene el peligro añadido de que, si no se vigila, crece y solo hiere al que lo siente.

En el vídeo de hoy, inspirado en el caso de mi clienta, te hablo de cómo pasar del resentimiento al perdón.

No te quedes atrapado en el resentimiento. Acuérdate que no tiene nada que ver con los demás, sino contigo mismo.

Perdónalo todo, déjalo ir.

Con amor,
Mònica

Te recuerdo que mañana miércoles 3 de Julio nos vemos en directo para hablar sobre consciencia espiritual, sobre cómo renunciar al ego y sintonizar con tu ser esencial para vivir en paz, con abundancia y sin miedos. Puedes inscribirte en este enlace (te enviaré la grabación por email después también)

QUIERO ASISTIR AL WEBINAR DE CONSCIENCIA ESPIRITUAL

Comentarios

  1. Monica… Este sí que si me ha servido verlo en mi situación actual… No sé si te acordarás de mí de un taller en 22@ donde te comentaba que quería tener pareja y mis medios eran las redes sociales y no perder oportunidades en la propia calle… Dicho esto poco después de conocerte comencé con un chico y nueve meses después el día de San Valentín decidió dejarlo conmigo… Fue algo inesperado, ya que en ningún momento note vi o hablamos que la relación no fluyera… Así que este vídeo de consejos me lo aplico 100%. Un besote y un placer haberte conocido

    1. Hola Silvia, muchas gracias por escribirme!! Qué bien que te haya servido el video. Todas estas experiencias nos sirven y nos muestran aspectos de nosotros que nos hacen crecer! Un beso enorme y adelante con fuerza!!

  2. Muy buen vídeo!
    Si me permites un comentario o una «pega» que veo:
    -Cuando a quíen se quiere perdonar es a otra persona o personas que nos han hecho daño, en teoría, puede ser mucho más sencillo que cuando a quien debemos perdonar es a nosotros mismos…
    Es decir,a mi hermano por ejemplo le despidieron injustamente de su trabajo y se siente mal, pero aunque deba «perdonar» a quienes le echaron,la culpa se la traslada a esas personas…y encima toda la familia le apoya y le entiende.
    Yo,cometí el error de dejar mi trabajo para emprender un negocio y una relación cuyos riesgos no calculé, y ahora (sin trabajo y sin pareja), a quien debo perdonar es a mí mismo (que no es nada fácil porque asumo que me equivoqué, y que ya no tiene remedio y éso duele mucho), y encima cuento con las críticas familiares, ya que la decisión y el daño me lo he hecho a mí mismo.
    Son las mismas técnicas para perdonarse a uno mismo?
    Cómo olvidar que uno ha sido el causante de su propio daño y cómo dejar de hacerse daño de nuevo recordándolo y enfrentándose tanto a uno mismo como al núcleo familiar y de amistad que ni entendieron entonces tu decisión (no era buena, eso es cierto) y ahora aprovechan para echarte en cara el «te lo dije?
    Es posible perdonarse y dejar de sentirse mal?
    Perdón por extenderme tanto.Gracias por tus artículos y tus vídeos.Un saludo
    Bernardo

    1. Hola Bernardo, muchas gracias por tus comentarios. En relación a lo que me preguntas, por supuesto es posible perdonarse a uno mismo. De hecho, sin perdonarte a ti no podrás perdonar a los demás y viceversa. Para perdonarte utiliza la compasión y la idea de que estamos aquí para aprender, que somos humanos, que es normal equivocarse y que tú hiciste lo mejor que supiste en aquel momento. Hay que soltar el pasado y centrarse en el presente. Sé compasivo contigo, ámate a pesar de los errores. Todos cometemos errores. Y en relación a los demás, lo más importante es la relación contigo mismo y tu perdón. Ánimos!! Un abrazo

  3. El perdón es un tema que tienes que hacer todo el tiempo, así como la gratitud tiene que ser todo el tiempo. Gracias Monica. Aunque son pocos minutos es un gran aprendizaje

Escribe un comentario

  He leído y acepto la política de privacidad


Te informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Mònica Fusté  como responsable de esta web.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar los comentarios que realizas en este blog.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa SL., CIF/NIF: B65739856-Almagro 11 6º 7ª 28010 Madrid. Trata los datos con la finalidad de realizar sus servicios de hosting a Mònica Fusté.
Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@monicafuste.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: www.monicafuste.com así como consultar mi política de privacidad.