Cómo salir del laberinto del placer para ser realmente feliz

ser feliz

En general y en algunos entornos influenciados por el materialismo, aún es bastante común creer que se necesitan grandes cosas en la vida para ser realmente feliz. Hay personas que valoran como prioridades por ejemplo: ganar mucho dinero, viajar a lugares exóticos, comprar objetos caros, alcanzar el reconocimiento de los demás, vivir en una gran casa, vestir con prendas de marca, ser alguien importante, evadir responsabilidades, la ambición del poder e influencia sobre otros, etc. Y como no tienen todo esto, encuentran siempre una excusa para ser infelices. ¿Te suena la típica expresión: cuando tenga esto o consiga aquello…seré feliz?

Sin embargo, la verdadera felicidad no tiene nada que ver con todo esto. No se trata de tener sino de ser y ya eres. Ya eres feliz y no te das cuenta. No dejo de sorprenderme cuando hay personas que al preguntarles por su gran sueño, responden: ganar la lotería o no hacer nada.

Tendemos a confundir felicidad con placer y aquí es donde nos perdemos en el laberinto de los placeres mundanos. 

El placer es momentáneo y va siempre unido al dolor. La felicidad es permanente y no-dual.

El placer nunca es suficiente, siempre se quiere más y más. Cuando valoras el placer por encima de la felicidad entras en un círculo vicioso que te encarcela: el de la permanente insatisfacción. Date cuenta que no puedes experimentar placer sin dolor. Son dos caras de la misma moneda.

Reflexionando sobre todo esto me cuestiono: ¿y dónde está el amor por este maravilloso mundo en el qué tenemos la fortuna de vivir, la inquietud por aportar nuestro granito de arena, la ilusión por propagar felicidad a los demás, la gratitud por cada nuevo día, etc.?

Como decía Gandhi: “Sé el cambio que quieres ver en el mundo”.

La felicidad es paz. La paz es un estado interior que no depende de nada exterior. Sólo depende de tu voluntad.

En mi opinión, ya vivimos en un nuevo mundo post-materialismo con nuevos valores más coherentes con nuestra verdadera naturaleza como son: la sencillez, la compasión, la paz y tranquilidad, la calidad de vida, el contribuir a crear un mundo mejor, la alegría de vivir, la libertad, el colaborar, etc. Y depende de cada uno alinearse con estos valores o quedarse estancado con el paradigma anterior.

Fíjate que:

Es una ilusión creer que no tienes todo lo que necesitas. Libérate de esta trampa mental y siente tu felicidad aquí y ahora. 

Empieza a ser feliz ahora. No esperes a mañana. La vida transcurre y cada día infeliz es un día perdido. Tú eres el único responsable de tu felicidad. Nada ni nadie te puede hacer feliz. Asúmelo y ponlo en practica.

Está bien disfrutar de los placeres de la vida pero sin volvernos adictos a ellos ni confundiéndolos con la felicidad.

Deseo que este artículo te inspire a valorar más las pequeñas cosas sencillas del día a día que son suficientes para darte la paz que anhelas. Entra a formar parte de la comunidad de personas libres, realizadas y felices.

Con amor incondicional, Monica

Si quieres formar parte de la TRIBU DE LA SUPERACCIÓN, la Comunidad de personas libres, realizadas y felices, inscríbete a mi boletín. Recibirás de regalo el ebook “5 Estrategias para Crear una Vida de Éxito”, y tendrás accesos a trucos, estrategias y técnicas de Coaching de Alto Impacto para conseguir todo lo que te propongas.

¡Todo es posible con la SuperAcción para el éxito!

Usa los botones abajo para compartir con tus amigos en las redes sociales!

Comentarios

  1. Me ha parecido precioso tu artículo Mónica. Realmente necesitamos bien poco para ser felices, el problema es que nos creamos unas necesidades que no son reales. Cuando conseguimos conectar con nuestro interior, creo que se produce un antes y un después, es como encontrarse, y entonces te das cuenta de todo lo que te sobra para ser feliz!

    Acabo de descubrir tu blog hace poco, felicidades porque está genial!

    Un abrazo,
    Judih

    1. Muchas gracias, Judith!! Me alegro mucho que te haya gustado. Tienes toda la razón con lo que dices. Gracias por seguirme. Un fuerte abrazo,

  2. Gracias Mónica por discernir placer de felicidad,el placer es momentáneo y lo produce un artículo o un servicio pagado,la felicidad te la otorga tu alma,como dices el placer es adictivo como las compras,lo realizas y a poco no lo valoras ya estas planeando otra.La paz tranquilidad,contribuir a un mundo mejor,fluir con la vida,esto sólo nos lo podemos dar nosotros mismos,el amor es una cualidad que para mi ayuda mucho para vivir la felicidad dia a día,deseándote felicidad recibe un gran abrazo.

  3. Me ha gustado el artículo «Cómo salir del laberinto del placer para ser realmente feliz».
    Es importante sensibilizar a las personas, ayudarlas a ser conscientes que hay que encontrar la felicidad en todos los detalles y en todos los instantes que vivimos cada día, todos los días.
    Muchas gracias, Mónica.

    1. Muchas gracias Fco. Javier. Me alegro mucho que te haya gustado. Estoy totalmente de acuerdo con lo que comentas. Un abrazo,

  4. Tienes toda la razón Mónica. A veces confundimos el placer con la felicidad. Somos felices todos los días, lo que sucede que el placer que buscamos es lo que a veces nos confunde. Por ejemplo, cuando pienso que somos felices de tener a nuestros hijos y darles educación, un hogar, ropa, etc. Ahora el placer de darles la mejor educación la mejor ropa, la mejor casa, es en lo que debemos trabajar más y es lo que requiere nuestro mayor esfuerzo, pero en el camino , si lo vemos positivamente, vamos disfrutando. Pienso que el placer de ser feliz, se logra cuando valoramos desde las pequeñas cosas hasta los máximos logros que vivimos cada día. Gracias por recordármelo.

Escribe un comentario

  He leído y acepto la política de privacidad


Te informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Mònica Fusté  como responsable de esta web.
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar los comentarios que realizas en este blog.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa SL., CIF/NIF: B65739856-Almagro 11 6º 7ª 28010 Madrid. Trata los datos con la finalidad de realizar sus servicios de hosting a Mònica Fusté.
Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@monicafuste.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: www.monicafuste.com así como consultar mi política de privacidad.